Diferencias entre Pilates y Yoga

pilates y yoga

¿Conoces las diferencias entre pilates y yoga? Estas dos disciplinas parecen muy similares, pero, aunque ambas estén relacionadas con el equilibrio entre la mente y el cuerpo, cada una tiene sus propios beneficios.

Por un lado, el yoga es una disciplina que se creó hace miles de años y es originario de la India. El yoga proporciona una relajación y un bienestar tanto físico como mental, ideal para la meditación, que se consigue con unas determinadas posturas corporales.

Por otro lado, el pilates es un entrenamiento físico y mental que tiene su origen en el siglo XX y contempla su ejecución no solo como ejercicios de yoga, sino gimnasia y traumatología, unificando la fuerza muscular con el control mental, la relajación y la respiración.

Beneficios en común del pilates y yoga

En las dos disciplinas, pilates y yoga, se aúnan cuerpo y mente, para conseguir la relajación total y el bienestar físico. Son dos actividades que pueden practicar todo tipo de personas, independientemente de la edad y de la condición física de la persona.

Diferencias entre pilates y yoga

La primera diferencia es que el yoga es una disciplina más espiritual y estático, mientras que el pilates es más dinámico. Ambos son ejercicios bajo impacto que todos podemos practicar.

Tanto para como para el pilates y yoga, el control de la respiración es vital, pero se lleva a cabo de manera distinta.

El principal beneficio físico del yoga es el aumento de flexibilidad, mientras que con el pilates se fortalece la musculatura, aumentando el tono y la fuerza y corrige la postura corporal.

El pilates es una disciplina más cardiovascular que previene lesiones y enfermedades futuras como la artrosis. Los ejercicios son más intensos y rápidos. 

El yoga consigue alcanzar la paz mental y una relajación que libera el estrés y permite conectar la mente con el cuerpo gracias a la meditación.